Noticias

Actualizado (16.05.14)

ImprimirE-mailPDF

El presidente del Comité de Bioética de Aragón, Rogelio Altisent, ha reivindicado el papel de los comités de ética asistencial, "como una ayuda para los profesionales y los pacientes que contribuye a la calidad asistencial". Altisent hizo esta defensa de dichos órganos en el marco de la Jornada "¿Qué aportan los comités de ética asistencial a las instituciones sanitarias y a la sociedad?"

La mayoría de los hospitales y centros de salud en España cuentan con comités de ética asistencial, unos órganos multidisciplinares que asesoran a pacientes, profesionales sanitarios y directivos para prevenir y solucionar los problemas éticos que se dan en la atención médica, haciéndola más humanitaria y promoviendo su calidad.

 

Desde el punto de vista del presidente del Comité de Bioética de Aragón, el doctor Rogelio Altisent, "hemos tomado conciencia de que la evidencia científica no es suficiente para atender bien a nuestros pacientes. Además de ser buenos técnicamente necesitamos cuidar todo lo que se refiere a la dimensión humana: respetar a la persona, generar confianza, cuidar la confidencialidad, ser equitativos, etc. Esto significa prestar atención a los valores éticos".

Así lo defendió en el marco de la jornada "¿Qué aportan los comités de ética asistencial a las instituciones sanitarias y a la sociedad?", que el Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud (IACS) celebró el pasado miércoles, 14 de mayo, en Zaragoza con la colaboración de la Fundación de Ciencias de la Salud.

Estos comités promueven una relación clínica que respete la autonomía, y el ejercicio de los derechos del paciente. Según Altisent, en estos organismos, que incluyen médicos, enfermeras y trabajadores sociales y pacientes "se atienden las consultas, se hacen recomendaciones y se presta mucha atención a la docencia de la ética".

En cualquier caso, los dictámenes que alcanzan siempre son consultivos y no vinculantes, es decir, se trata de ayudar a tomar decisiones a los profesionales y los pacientes que los solicitan.

También fomentan la investigación sobre problemas éticos relevantes y elaboran documentos, alertas, guías o protocolos sobre aspectos que plantean cuestiones éticas.

El presidente del Comité de Bioética de Aragón se mostró convencido de que "vamos a asistir a un resurgimiento de los comités de ética en España. Al menos en Aragón estamos en un buen momento de consolidación gracias al entusiasmo de muchos profesionales y al apoyo que la Administración está prestando en estos momentos".

El doctor Altisent señaló, asimismo, que "entre los ámbitos de mejora para los comités en los que estamos trabajando destaca la accesibilidad para los profesionales pero también para los pacientes y sus familias". Otro aspecto, al que se refirió, es la "promoción de la apertura de estos comités a los centros sociosanitarios".

Fuente: Médicos y Pacientes (16/05/2014)