Complejo Hospitalario La Mancha Centro

Día mundial de la salud, bajo el lema: "Resistencia a los antimicrobianos: si no actuamos hoy, no habrá cura mañana."

ImprimirE-mailPDF Atención, abrir en una nueva ventana.

Hoy 7 de abril, día mundial de la salud, la OMC, se suma al llamamiento de la OMS y recuerda la importancia del uso adecuado y responsable de los fármacos antimicrobianos.

Durante los últimos 70 años, se ha incrementado el número y los tipos de microorganismos resistentes a estos medicamentos, lo cual puede influir en el curso evolutivo y en el pronóstico de muchas enfermedades infecciosas y hasta la muerte del paciente.
La Organización Médica Colegial (OMC) recuerda la importancia de un mayor compromiso por parte de los prescriptores, médicos, clínicos, y el resto de agentes que intervienen directa ó indirectamente en el proceso asistencial, enfermería, farmacéuticos, industria farmacéutica, administraciones sanitarias y, por supuesto a la población en general y los pacientes en particular para un mejor uso de los medicamentos.
El mal uso de estos fármacos ha incrementado el número y los tipos de microorganismos resistentes influyendo en el curso evolutivo y en el pronóstico de muchas enfermedades infecciosas y hasta la muerte del paciente, en algunos casos, por falta de respuesta terapéutica, así como en un incremento del gasto sanitario.
La OMS ha querido hacer este año un llamamiento a la acción, adoptando medidas dirigidas a combatir este fenómeno mundial. Fomentando, además de un uso adecuado de los medicamentos antimicrobianos, un mayor compromiso y vigilancia para el control de la calidad y la seguridad de los medicamentos y las infecciones, así como potenciar la investigación en este campo.

Responsabilidad Social

España se encuentra a la cabeza de los países del mundo desarrollado en consumo de antibióticos con 35 dosis diarias definidas por cada 1.000 habitantes.
Es responsabiliad de los médicos el diagnóstico y la prescripción, que debe ser adecuada, correcta, segura, ponderada, y valorando la eficacia terapéutica y el criterio económico en la toma de decisión; pero también es importante que todos los ciudadanos (pacientes ó no) conozcan los riesgos a los que puede conducir el uso inapropiado de los medicamentos.

Educación sanitaria

El mayor uso que se hace de los antibióticos es en el primer nivel asistencial, condicionado por un déficit de racionalidad en la prescripción médica, en la dispensación farmacéutica sin receta, en el uso indiscriminado que realizan los pacientes (automedicación) y en la falta de iniciativas claras de la Administración sanitaria para el desarrollo de una política de antibióticos a éste nivel.
Es importante que los médicos desarrollen programas de formación, información, divulgación e intervención educativa dirigidos al mejor uso racional del medicamento.
Por consiguiente, la utilización responsable de los antibióticos, y en general de cualquier medicamento, no es sólo labor del médico, sino también responsabilidad y compromiso de todos los agentes sanitarios y, por supuesto, de todos los ciudadanos.
Un ciudadano en general y un paciente, en particular, debidamente informado, con una información contrastada y segura, concienciado y responsable, es un valor añadido para la sociedad, para el sistema sanitario en general y para el mantenimiento de la buena salud individual y comunitaria.

Por tanto, la Organización Médica Colegial, se suma al llamamiento de la OMS y recuerda la gravedad de la farmacoresistencia que si no se hace frente se corre el riesgo de que muchas enfermedades infecciosas no se puedan controlar.

Fuente: medicos y paciente.com

Para ampliar información pinchar aquí.